IU pide en el pleno que Ambulancias con Soporte Vital Básico atiendan las urgencias y Molina lo rechaza

ambulancias

IU llevó al pasado Pleno una proposición para instar a la Junta de Andalucía a gestionar directamente el servicio de transporte sanitario y, en todo caso, si permanecía privatizado que se asegurara en las licitaciones que las Ambulancias no Asistenciales no presten servicio de urgencias, y se limiten a los servicios para los que están destinadas: transporte de pacientes que no precisan asistencia, que exista un mecanismo de control con duras penalizaciones para el incumplimiento de cualquier aspecto de los pliegos, que no se utilicen personal en prácticas para la sustitución de técnicos/as en el desempeño de sus funciones y que se garantice para todas/os las/os trabajadoras/es el cumplimiento de los convenios colectivos tanto en número de horas, salarios y complementos.

Lejos del interesado ataque al que ha sido sometida IU en la última semana por diversos portavoces municipales y de la nueva versión del Partido Andalucista en Barbate, la izquierda barbateña apoya a la empresa “Ambulancias Barbate, S.C.A.” y en su proposición precisamente incide en que el modo en que el Servicio Andaluz de Salud está realizando las licitaciones obliga a este tipo de empresas a concurrir con precios a la baja, lo que merma la calidad asistencial, precariza y disminuye el empleo en tales empresas y pone en peligro la vida de los andaluces y andaluzas.

Una organización que se defiende y se promueve de izquierdas como es IU no dejará nunca de reclamar la gestión directa de los servicios sanitarios desde lo público, pero entiende que mientras eso se consigue, tal como ha sucedido en Baleares, las empresas que prestan estos servicios no deben verse abocadas a los recortes presupuestarios y de calidad que viene promoviendo el Gobierno de Susana Díaz en el ámbito sanitario desde hace varios años.

La izquierda barbateña no entiende que algunos integrantes del andalucismo de derechas que gobierna nuestro pueblo acudan a manifestaciones de las Mareas Blancas Gaditanas presumiendo de defender los servicios públicos y la gestión directa de los mismos desde la Administración, pero a la hora de la verdad, demuestren su verdadero talante rancio y acudan a la infamia una vez más para intentar echar encima a un colectivo al que no solo apoyamos, sino al que acompañamos y acompañaremos siempre en su defensa del trabajo como sociedad cooperativa y en la prestación de los mejores servicios a los precios más beneficiosos, porque ello redundará, sin duda alguna, en la creación de puestos de trabajo, en la mejora de las condiciones laborales de sus trabajadores y trabajadoras y en la atención que se preste a los pacientes en urgencias sanitarias.

La proposición que llevó al Pleno IU defiende principalmente que las urgencias sean atendidas por ambulancias asistenciales dotadas de soporte vital y con varios profesionales en las mismas, y no por ambulancias no asistenciales, entendidas únicamente para el transporte individual o colectivo de pacientes hacia los centros hospitalarios pero sin estar dotadas de los medios técnicos y humanos suficientes para atender esas urgencias.

Además, la proposición denuncia que la política de recortes de Susana Díaz está provocando que las empresas tengan que licitar a la baja para poder conseguir las adjudicaciones de los servicios y ello está produciendo rebajas importantes en la calidad asistencial.

Entendemos que Miguel Molina rechace la gestión directa de los servicios públicos, como ha hecho y sigue haciendo con Aqualia en Barbate, incluso nos parece lógico que desde su posición de derechas defienda las políticas de Susana Díaz con la Sanidad andaluza, pero desde luego, no vamos a tolerar que por defender esta fuerza política sus postulados ideológicos se nos intente linchar y enfrentar a empresas a las que admiramos y apoyamos por los importantes servicios que prestan desde un concepto cooperativista que es el ideal de nuestra concepción empresarial.

Adjuntamos la Proposición tal como se presentó al Pleno para que cada cual pueda sacar sus conclusiones.

AL SR. ALCALDE – PRESIDENTE DEL EXCMO. AYUNTAMIENTO DE BARBATE
PARA EL PLENO CORPORATIVO

D. LUIS FRANCISCO GARCÍA PERULLES, Portavoz del GRUPO MUNICIPAL DE IZQUIERDA UNIDA LOS VERDES CONVOCATORIA POR ANDALUCÍA DEL EXCMO. AYUNTAMIENTO DE BARBATE, ante V.I. comparezco, y, como mejor proceda en Derecho, DIGO:

Que en virtud de lo dispuesto en el Real Decreto 2568/1986, de 28 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales y 67 del Reglamento Orgánico Municipal de Régimen Interior del Excmo. Ayuntamiento de Barbate, tiene a bien realizar, y para el próximo Pleno Ordinario, la siguiente

MOCIÓN RELATIVA A LA GESTIÓN DIRECTA DEL SERVICIO DE TRANSPORTE SANITARIO Y DEMÁS SERVICIOS DEPENDIENTES DE SANIDAD

Cada día nos encontramos con una consecuencia más de las distintas medidas que se toman bajo el espíritu de la reforma del artículo 135 de la Constitución. La deriva externalizadora de los servicios esenciales que cada Administración, dentro de sus competencias, tiene que asumir y que se ponen en manos privadas lo que provoca una merma tanto en la calidad del servicio como en los derechos laborales de las y los trabajadores que la desempeñan.

En esta ocasión nos vamos a referir a la Sanidad. Un derecho constitucional cuya competencia en nuestra tierra es de la Junta de Andalucía y en la que se están dando casos de extrema gravedad, como lo atestigua su propio informe del Consejo de Defensa de la Competencia de Andalucía, en el que se concluye que Clínica Pascual ha cobrado ilícitamente más de 164 millones de euros, derivados, entre otras cuestiones, de una situación de dominio en la que se encuentra la parte privada sobre la pública por la falta de inversión en materia sanitaria. Es decir, que por la incompetencia de la Junta, la sanidad de las y los andaluces depende de la voluntad de la parte privada.

Una cuestión que no es aislada. Centrándonos en el objeto de la moción, esta cuestión se repite, con el mismo grado de gravedad, en cuento al Servicio de Transporte Sanitario, en el que derivados de las propias licitaciones, así como de las bajas en las mismas, tenemos una merma en el servicio que incumple claramente la normativa al respecto.
Las ambulancias según el R.D. 836/2012 están catalogadas según su dotación tanto material como personal en diferentes categorías. Este real decreto tiene por objeto establecer las características técnicas, el equipamiento sanitario y la dotación de personal de los vehículos destinados a la realización de servicios de transporte sanitario por carretera.

      Ambulancias no asistenciales, que no están acondicionadas para la asistencia sanitaria en ruta. Esta categoría de ambulancias comprende las dos siguientes clases:
          * Ambulancias de clase Al, o convencionales, destinadas al transporte de pacientes en camilla.
          * Ambulancias de clase A2, o de transporte colectivo, acondicionadas para el transporte conjunto de enfermos cuyo traslado no revista carácter de urgencia, ni estén aquejados de enfermedades infecto-contagiosas.
          Ambas deberán contar, al menos, con un conductor que ostente, como mínimo el certificado de profesionalidad de transporte sanitario previsto en el Real Decreto 710/2011,de 20 de mayo y, cuando el tipo de servicio lo requiera ,otro en funciones de ayudante con la misma cualificación

      Ambulancias asistenciales, acondicionadas para permitir asistencia técnico sanitaria en ruta. Esta categoría de ambulancias comprende las dos siguientes clases:
          * Ambulancias de clase B, destinadas a proporcionar soporte vital básico y atención sanitaria inicial. Las ambulancias asistenciales de clase B, deberán contar, al menos, con un conductor que esté en posesión del título de formación profesional de técnico en emergencias sanitarias, previsto en el Real Decreto 1397/2007,de 29 de octubre, o correspondiente título extranjero homologado o reconocido y otro en funciones de ayudante que ostente, como mínimo, la misma titulación.
          * Ambulancias de clase C, destinadas a proporcionar soporte vital avanzado. Deberán contar, al menos, con un conductor que esté en posesión del título de formación profesional de técnico en emergencias sanitarias antes citado o correspondiente título extranjero homologado o reconocido, con un enfermero que ostente el título universitario de Diplomado en Enfermería o título de Grado que habilite para el ejercicio de la profesión regulada de enfermería, o correspondiente título extranjero homologado o reconocido. Asimismo, cuando la asistencia a prestar lo requiera deberá contar con un médico que esté en posesión del título universitario de Licenciado en Medicina o título de Grado que habilite para el ejercicio de la profesión regulada de médico, o correspondiente título extranjero homologado o reconocido.

Cuál es la realidad existente. Como apuntábamos anteriormente, nos encontramos con licitaciones en las que se prima por encima de todo la dotación de ambulancias no asistenciales para, no sólo su cometido, sino para servicios de urgencias, donde la Consejería de Salud se ha inventado (ya que no aparece en el RD antes citado) las A1EE una ambulancia con un sólo Técnico con equipamiento especial, un equipamiento que no se puede utilizar porque una persona no puede ir conduciendo y asistiendo a la vez.

Esto es lo que está ocurriendo en la práctica totalidad de los avisos. Las urgencias se están atendiendo por Ambulancias no asistenciales, es decir dotadas con un único/a técnico lo que provoca que en numerosas ocasiones aparezcan en prensa las consecuencias de una mala asistencia por mucho compromiso que pongan los profesionales a los que les toca hacer el servicio es imposible que una persona sola pueda atender situaciones graves.

Un ejemplo lo tenemos en el suceso en el que falleció una persona en la madrugada en la A7 a su paso por Marbella, que fue asistida, en un primer momento por una Ambulancia no Asistencial, es decir dotada con medios humanos y técnicos para garantizar el trasporte (bien en camilla o bien colectivo) pero no para (aunque el técnico si esté cualificado pero no puede hacer las dos cosas a la vez) un soporte vital básico y/o avanzado.

Por lo que podemos resumir, en cuanto a las licitaciones, que el Servicio Andaluz de Salud a través de las mismas realiza una auténtica estafa: mantiene en apariencia un servicio de transporte sanitario dotado con las unidades de ambulancias obligatorio pero que es todo fachada, ya merma considerablemente el servicio a través de unas ambulancias que no están garantizando el servicio.

Las ambulancias no asistenciales se deben limitar única y exclusivamente al transporte de pacientes que no necesitan asistencia (como su propio nombre indica), es decir traslados del hospital al domicilio tras alta, o del domicilio al hospital para tratamientos clínicos: diálisis, radioterapia, rehabilitación… y por ello, debe ser limitado en su número a ello y por ello, aumentar el número de ambulancias asistenciales para garantizar el servicio de urgencias.

Si a esta primera estafa sobre lo que significa las licitaciones que ya de por sí hacen que el servicio se vea afectado, unimos las bajas de las distintas empresas, en muchas ocasiones temerarias, donde no van a renunciar a su % de beneficio, nos encontramos con unas plantillas ajustadas al máximo para “cumplir” con el contrato que acumulan más horas de las normales y con unas rebajas de salario entre 10%-30%.

Y decimos “cumplir” y lo ponemos entre comillas porque son escasos los medios de control del exhaustivo cumplimiento de lo recogido en los pliegos, así como de normativas laborales básicas, como que en materia de atención sanitaria el personal no puede ser de prácticas una cuestión que se repite. Las distintas empresas, llamadas por las rebajas fiscales que representan la contratación de personal en práctica que no es más que una forma más de precariedad laboral imperante derivada de las distintas reformas laborales, atienden servicios con personal que debería (atendiendo al concepto en prácticas) no suplir nunca a un técnico sino acompañarlo para adquirir experiencia.

Una cuestión que está siendo tónica habitual como una forma más de abaratar costes y aumentar los beneficios.

Unos problemas que tendrían una solución básica que es la recuperación de todos los servicios dependientes de la sanidad a una gestión pública al 100%, para lo que se requiere voluntad política tal y como ha realizado con respecto al Transporte Sanitario el Gobierno Balear donde los datos atestiguan una mejora importante tanto en la calidad del servicio como en la calidad de los derechos laborales.
Una voluntad política en defensa de los servicios públicos de calidad que por desgracia lamentamos que el Gobierno de Susana Díaz la platique en mítines, pero no la practica en su acción de gobierno, y por ello, como medida que al menos acabe con la merma del servicio, una auténtica estafa, se recojan en los pliegos garantías suficientes para que los mismos no signifiquen merma alguna en el servicio hacia la ciudadanía y en los derechos de las y los trabajadores del transporte sanitario.

Por todo ello, el GRUPO MUNICIPAL DE IU LV CA DEL EXCMO. AYUNTAMIENTO DE BARBATE PROPONE AL PLENO CORPORATIVO LA ADOPCIÓN DE LOS SIGUIENTES
ACUERDOS:

1. Instar al Gobierno de la Junta de Andalucía a rescatar para su gestión directa del Servicio de Transporte Sanitario, así como todos los servicios dependientes de Sanidad (como pueden ser el 0,61, Salud Responde…)

2. Instar al Gobierno de la Junta de Andalucía para que, si persiste en externalizar los servicios, en los pliegos se recojan medidas que salvaguarden un servicio de Calidad en materia de Transporte Sanitario por lo que entre otras cuestiones:
     a. Que las Ambulancias no Asistenciales no presten servicio de urgencias, y se limiten a los servicios para los que están destinadas: transporte de pacientes que no precisan asistencia.
     b. Que exista un mecanismo de control con duras penalizaciones para el incumplimiento de cualquier aspecto de los pliegos.
     c. Que no se utilicen personal en prácticas para la sustitución de técnicos/as en el desempeño de sus funciones.
d. Que se garantice para todas/os las/os trabajadoras/es el cumplimiento de los convenios colectivos tanto en número de horas, salarios, complementos…

3. Dar traslado de los presentes acuerdos a la Consejería de Sanidad de la Junta de Andalucía, al Servicio Andaluz de Salud y a los Grupos Parlamentarios en el Parlamento de Andalucía.

Por esperarlo de su recto proceder que pido en Barbate, a veintidós de mayo de dos mil dieciocho,

EL PORTAVOZ DEL GRUPO MUNICIPAL DE IU LV CA
Luis Francisco García Perulles

Anuncios

Publicado por

iubarbateweb

La fuerza del Pueblo