El Alcalde de Barbate pretende del estado un préstamo de 75 millones a costa de los bolsillos de futuras generaciones

molina 3

En los próximos días se reunirá el Pleno del Ayuntamiento de Barbate para debatir sobre la solicitud de un préstamo de 75 millones de euros con el que Molina pretende cambiar deuda de Seguridad Social, Hacienda, Sentencias judiciales firmes en contra de la Corporación y proveedores, a cambio de tener que pagar esas cantidades en 10 años al 1 % de interés y con una carencia de capital de 2 años. Esa decisión puede suponer la liberación de las transferencias del Estado que hoy están retenidas, pero IU cree que no hay capacidad financiera del Ayuntamiento para afrontar las amortizaciones del préstamo en los años siguientes, por lo que la deuda quedará nuevamente impagada a partir del tercer año, retenidas las transferencias del Estado nuevamente y además con un Plan de Ajuste que llevará a subidas de impuestos y más sufrimiento para los bolsillos de barbateños y barbateñas.

Según la información que en el día de ayer trasladó Miguel Molina a los distintos grupos municipales del Ayuntamiento de Barbate, tras haberse reunido en Madrid con representantes de tercer y cuarto nivel de los Ministerios de Defensa, Hacienda y Administraciones Públicas y Empleo y Seguridad Social, el equipo de gobierno andalucista plantea llevar al Pleno municipal la aprobación de una solicitud de préstamo, dentro de los Fondos de Ordenación del Estado, por importe de unos 75 millones de euros.

En tal orden de cosas, con ello según opina Molina, se conseguiría liberar la Participación en los Ingresos del Estado (PIE) y con ello podrían pagar la Seguridad Social y Hacienda corriente durante al menos 2 años y ahorrar recargos de demora de los intereses por impago actuales. En el mismo sentido, explicó el Alcalde que las condiciones ofrecidas por el Estado serían de amortizar esos 75 millones en 8 años, puesto que los dos primeros años serían de carencia en la amortización de capital, pagando durante 10 años un interés del 1 %.

A juicio de la Asamblea Local de IU en Barbate, Molina pretende conseguir un cheque de 75 millones de euros para poder despejarse el camino hacia las próximas elecciones municipales, a cambio de sumir a nuestro pueblo en un préstamo que no podrá pagar nunca, puesto que los ingresos municipales actuales, e incluso con las mejores previsiones, no alcanzarían para amortizar 9,325 millones anuales de tal préstamo, con lo cual, en los próximos años, no sólo se dejaría de pagar esa obligación y se volvería a retener la Participación de los Ingresos del Estado, sino que se aumentaría la deuda aún más y no se resolvería el problema endémico de la ruina municipal.

Además de lo expuesto, sumir a Barbate en los Fondos de Ordenación del Estado por ese importe, supondría un Plan de Ajuste feroz en lo que respecta a las imprescindibles subidas de impuestos y regularizaciones de contribución urbana, multas y nuevas tasas y precios públicos para pagar el préstamo, que tendrían que soportar las clases populares y las industrias y comercios de nuestra localidad. También afectaría, como no puede ser de otra manera dentro de la lógica económica, a la disminución de la plantilla municipal fija, puesto que el Estado no permitiría nuevas contrataciones idénticas, así como que subiría el precio de los servicios que se presten a una ciudadanía que paga los impuestos más altos del Estado a cambio de unas contraprestaciones públicas municipales hoy en día lamentables.

Esta Asamblea Local de IU no se cree las afirmaciones de Molina respecto a que el Plan de Ajuste únicamente consistirá en no subir el IBI, conseguir más ingresos con nuevas tasas de bomberos, regularizaciones de contribución urbana de determinados edificios o jubilaciones anticipadas de la plantilla, a no ser que se pretenda igual que dejar de pagar el préstamo no cumplir con lo que se lleve al Pleno, lo que demostraría el sentido político del actual equipo de gobierno andalucista.

La izquierda barbateña considera que, pese a que algunos crean que los préstamos están para no pagarlos y acostumbren a dirigirse en la vida en tal sentido, las responsabilidades políticas obligan a mirar no sólo por el éxito en las elecciones de 2019, en las que en todo caso esperamos desalojar a los aventureros que nos gobiernan. La responsabilidad de los gobernantes exige mirar por el futuro de las generaciones de barbateños y barbateñas que vendrán y no laminar sus expectativas por una mera cuestión de poder temporal.

Esta Asamblea Local mirará en todo momento para que no se pueda hipotecar la vida de nuestros hijos, hijas, nietos y nietas con mayores cargas que las que actualmente soportan con actuaciones de este tipo, por lo que rechazará en el Pleno la solicitud y apostará por recuperar la gestión de los impuestos municipales (ahora sólo se recauda el 59 %), por la presión popular y política para conseguir quitas de la deuda y declaraciones de deuda odiosa en alguno de los conceptos que actualmente reclaman los acreedores, así como por una gestión racional del Ayuntamiento y de sus recursos, promoviendo progreso y prosperidad como ya hoy en día disfrutan otras localidades de nuestro entorno sin haber tenido que recurrir a estas soluciones.

(Fotografía: andaluciainformacion.es/barbate)

Anuncios

Publicado por

iubarbateweb

La fuerza del Pueblo