IU denuncia la actitud del delegado de Salud tras la reunión con la Marea Blanca de Barbate y Zahara

sanidad iu

El pasado jueves, 11 de mayo, se desplazó  a Barbate el delegado provincial de Salud, que se reunió en la Casa del Mar con autoridades locales y miembros de varios colectivos, entre los que se encontraban la Marea Blanca de Barbate y Zahara de los Atunes  El contenido de lo tratado fue muy sustancioso, con temas de gran importancia para el municipio. Pero el resultado no dejó de ser preocupante, como vamos a intentar explicar en las líneas siguientes.

Ante las demandas planteadas para la mejora de la atención sanitaria, tanto para Barbate como para Zahara, el delegado se mostró, más que huidizo, contrario a admitirlas. Esto es, dijo no a los servicios de rayos X,  yesos o trauma, aduciendo que los prestará el futuro HARE de La Janda. Sólo consideró factible ampliar las salas de consulta. En cuanto al servicio permanente de ambulancia durante el verano para Zahara, fue rotundo en su negativa.

Preocupante fue también la información relativa al propio HARE, que sigue sin abrirse. Que diga que lo queda es solucionar el problema del abastecimiento eléctrico, suena a broma. Que añada después que ese problema está relacionado con un terreno que pertenece al empresario Pascual, suena, más que a casualidad, a sospechoso. Porque precisamente ese empresario está muy interesado en que la gestión del HARE recaiga en él. Y si además el delegado fue incapaz de decir cuál iba a ser la forma de gestión del hospital, esto es, si pública o privada, la cosa huele muy mal.

Desde IU, defensora a ultranza de la sanidad pública y opuesta a que se privaticen sus servicios en cualquiera de sus formas, no podemos admitir el comportamiento del delegado de Salud y, por lo tanto, del partido al que pertenece y que gobierna en Andalucía. Nos suena a algo más que una burla que siga sin reconocer ninguna de las demandas presentadas por la Marea Blanca. Y, ante todo, que utilice como excusa la propiedad de unos terrenos para solucionar el problema del abastecimiento eléctrico. Precisamente porque pertenecen a la empresa del señor Pascual, suena a chantaje, que en ningún caso debería admitir la Junta de Andalucía. Y también, porque suena a una excusa para que al final acabe cediendo a los intereses privados de quienes sólo ven la sanidad como un negocio.

Desde IU instamos a la sociedad barbateña a movilizarse, defender la sanidad pública y no dejarse engañar por quienes sólo buscan su beneficio particular. Denunciamos, así mismo, a la consejería de Salud, que con su tratamiento del problema nuestra, una vez más, su debilidad ante los intereses de las empresas privadas.

hare

 

Anuncios

Publicado por

iubarbateweb

La fuerza del Pueblo