Carta de Alberto Garzón ante el nuevo año 2023

Esta ha sido la carta que nuestro coordinador general, Alberto Garzón, ha enviado a la militancia y simpatizantes de Izquierda Unida saludando el nuevo año y presentando los nuevos retos.

“Estimado compañero, estimada compañera:

2022 no ha sido un año fácil. Justo cuando empezaban a amainar las consecuencias de la pandemia del coronavirus, la invasión rusa a Ucrania generó un nuevo momento de excepcionalidad. Qué te voy a contar sobre la inflación que no sepas. La crisis parece ser la nueva normalidad en un contexto de crisis ecológica-planetaria, del capitalismo y el sistema liberal-representativo. Por eso es tan importante tener el rumbo claro en momentos tan convulsos. Nuestra brújula son nuestros principios, lo hemos dicho muchas veces, pero estos solo se transforman en proyecto político cuando se traducen en acción y tienen implicaciones efectivas en la praxis. Esto ha sido posible otro año más gracias a vuestro trabajo y a vuestra lucha.

Inquieta el mero hecho de imaginar qué habría sido de la clase trabajadora y los sectores populares en un contexto de crisis como el de la pandemia y el actual de inflación. Gracias al empuje de la izquierda transformadora, la gestión del Gobierno de coalición está siendo diametralmente opuesta a la del PP hace 10 años y a la que realizarían la derecha y la ultraderecha en estos momentos.

Hace solo unos días anunciamos nuevas medidas, como el congelamiento de los alquileres, más inversión al transporte público, ayudas directas para los hogares más vulnerables o la rebaja del precio de los alimentos básicos. Se suman a la subida del salario mínimo, la reforma laboral que ha llevado la temporalidad a mínimos históricos, la excepción ibérica de la intervención del gas y la luz o más derechos para las mujeres y el colectivo LGTBI, entre otras tantas. La situación todavía es complicada, pero estamos demostrando que se puede gobernar de otra manera, esto es, para las familias trabajadoras, aún con limitaciones y errores. Los asumimos, pedimos disculpas y trabajamos para solucionarlos.

2023 será un año trascendental en el diseño del futuro de nuestro país. En mayo serán las elecciones autonómicas y municipales, y –a priori– unos meses después serán las elecciones generales. Mayo es una cita muy importante para Izquierda Unida, la organización municipalista de la izquierda transformadora en nuestro país. Somos una izquierda que conoce la realidad cotidiana de nuestro pueblo, una izquierda reconocible en la que nuestros vecinos y vecinas saben que pueden confiar y una izquierda con acreditada solvencia para transformar esa confianza en avances sociales. Con esta hoja de servicios nos presentamos con el objetivo de cuidar nuestra presencia autonómica y municipal. Un buen resultado será el primer paso para evitar un gobierno reaccionario que acabe con los derechos conquistados durante los últimos años y nos haga retroceder a los tiempos en blanco y negro, grises.

En mayo, confiar en Izquierda Unida servirá para que la clase trabajadora y los sectores populares puedan vivir al menos un poco mejor. Cuanto más fuerte seamos, peor les irá a los privilegiados y mejor nos irá a las familias trabajadoras. A ello dedicamos todo nuestro empeño, alejados del ruido mediático y la politiquería institucional.

Con este propósito acabo mandándote ánimos y mis mejores deseos. Descansa y disfruta de tus seres queridos durante estos días. A la vuelta de vacaciones te espero con las energía cargadas. Tu organización, tus compañeros y tus compañeras, tu gente te necesita. Te necesitamos.

Feliz 2023, salud y República”.
Firma de Alberto Garzón
Alberto Garzón Espinosa
Coordinador general de Izquierda Unida

IU Federal aprueba su Programa Marco de cara a las elecciones municipales y autonómicas de 2023

El pasado fin de semana el municipio madrileño de Rivas Vaciamadrid fue el escenario del encuentro federal de IU, con la vista puesta en las elecciones municipales y autonómicas Más de 400 personas, con una importante presencia de alcaldes y alcaldesas y de otros cargos públicos municipales, aprobaron el Programa Marco que pretende dotar a IU de su herramienta política para las próximas citas electorales, siempre dentro de una vocación unitaria en el seno de la izquierda y entre los colectivos sociales populares.

Durante su intervención final Alberto Garzón recalcó que Izquierda Unida es “un sostén claro para todo el espacio político de la izquierda de este país”, avalado con sus “más de 200 gobiernos locales y más de 2.000 concejales y concejalas”. Así mismo, dijo que “tenemos arraigo y capilaridad por todos los territorios, en definitiva, somos percibidos como una fuerza reconocible y conocida en la que se puede confiar”. Y es que, añadió, lo municipal “no hay que verlo [sólo] como un instrumento meramente institucional, sino como el primer paso para construir una sociedad distinta. Es ahí donde nosotros empezamos a construir organización, a ganarnos el apoyo de la gente y a consolidar de forma sólida la capacidad de transformar la sociedad”.

El Programa Marco de IU está inserto en una larga trayectoria de más de 35 años, desde la cual se ha ido acumulando un conocimiento basado en la permanente interactuación y diálogo entre los cargos públicos representativos, la organización y la gente. Por eso, Garzón apuntó su satisfacción por un programa “que nos da solidez, nos da confianza, porque tenemos ese bagaje y lo ponemos en valor. Sabemos por dónde hay que ir para resolver los problemas. Complementamos hacer el mejor diagnóstico con la acción política para resolver los problemas”.

Tampoco tuvo reparos el coordinador federal en destacar el orgullo de que IU lleve “toda la vida en los pueblos, porque somos el pueblo. No somos un agente externo, somos el pueblo, gentes sencillas y humildes que en un determinado momento llegamos a la conclusión de que para transformar las cosas nos tenemos que juntar para poner en marcha procesos que solo de manera colectiva se podrían resolver”.

Teniendo en cuenta el actual contexto económico, agravado por las consecuencias de la guerra de Ucrania, Garzón señaló que “nuestra tradición política siempre ha subrayado la necesidad de incorporar la idea de clase social como manera de visualizar que las crisis no son iguales ni se gestionan igual para todo el mundo”.

No dudó en reconocer los problemas más actuales que están afectando a muchas familias, con “dificultades para pagar suministros básicos, como calentar sus hogares, encender la luz o comprar alimentos, además de pagar las hipotecas”. Es algo que, por otra parte, se acentúa en las comunidades autónomas donde gobierna la derecha. Pero, pese a ello y frente a las políticas que los gobiernos de la derecha han puesto en práctica, y lo siguen haciendo allí donde pueden, Garz´´on resaltó los “esfuerzos muy notables del Gobierno [de coalición] para evitar que esta situación sea aún más problemática, como sucede en otros países”.

Y en cuanto a la crisis ecosocial y climática, advirtió de los riesgos que conlleva, afectando y amenazando la vida diaria de la gente, como puede verse en la “proliferación de fenómenos climáticos extremos, como sequías e inundaciones, que se están agravando ya con múltiples costes”.

IU de Barbate, en la concentración del 25-N contra la violencia de género

Como viene siendo habitual, IU de Barbate he estado presente en la manifestación convocada con motivo del 25-N, el Día Internacional de la lucha contra la violencia ejercida sobre las mujeres. Una lucha que, por desgracia, sigue siendo necesaria y más en el contexto político actual, con grupos políticos negacionistas y otros que se oponen a las medidas legales que buscan combatir ese tipo de violencia.

Un paso más hacia la Ley de Memoria Democrática

Anteayer, lunes, se aprobó en la Comisión Constitucional del Congreso el dictamen de la ponencia de la Ley de memoria Democrática. En la negociación previa se ha asegurado un voto favorable en el pleno que se celebrará el 14 de julio que será suficiente para su aprobación.

El resultado del debate configura una ley acorde con los objetivos que nos marcábamos, aunque, como siempre en toda negociación, el resultado final es una síntesis de lo que defendíamos como organización.

1. El repudio y la condena en la ley del golpe de estado militar del 18 de julio de 1936, la posterior dictadura franquista y la declaración de su ilegalidad, este último extremo añadido en las últimas enmiendas transaccionadas con los grupos parlamentarios. Se reconoce como víctimas a las comunidades, lenguas y culturas que fueron perseguidas por el franquismo.

2. La declaración de ilegalidad y nulidad de pleno derecho de cualquier tipo de condena por causas políticas, ideológicas o de conciencia durante el régimen franquista, con independencia de su naturaleza jurídica (sentencia, sanción administrativa…).

3. El derecho de las víctimas y sus familiares a la verdad, que se concreta en conocer los resultados de las investigaciones sobre lo sucedido y, en su caso, a la localización e identificación de las personas desaparecidas, a la exhumación y a la sepultura digna sufragada con fondos públicos. Se refuerza la figura de un Fiscal de Sala para perseguir los delitos cometidos y se garantiza que no se podrá utilizar la ley de amnistía de 1977 para impedir las investigaciones penales.

4. Tras la insistencia del grupo parlamentario de Unidas Podemos para que se incluyera, se contempla el derecho a reclamar la reparación económica por parte de las víctimas del franquismo y, en especial, las que fueron obligadas a trabajar de forma forzosa en beneficio de personas jurídicas de carácter privado, así como establecer el derecho al resarcimiento por los bienes incautados por la dictadura. Se ha acordado crear una comisión que valore las carencias de las medidas adoptadas hasta el momento y que concreté las modalidades del resarcimiento.

5. La garantía de acceso a los archivos públicos y privados sostenidos con fondos públicos, así como la recuperación, defensa y conservación del patrimonio documental.

6. La definición de los símbolos, elementos y actos contrarios a la memoria democrática, con un procedimiento para su retirada o eliminación, así con un completo régimen sancionador que haga efectivas estas previsiones, algo que no contemplaba la ley de 2007 y que provocó en gran medida su fracaso.

7. La retirada de reconocimientos, honores, distinciones, condecoraciones y recompensas que comporten una exaltación de la dictadura o concedidos a personas que hayan formado parte de sus aparatos represivos.

8. La inclusión en los contenidos curriculares educativos la historia y la memoria democrática española.

9. Establecimiento de una red de lugares de memoria democrática con una detallada protección y dotados para su más amplia difusión. En este sentido se recupera el Valle de los Caídos para su gestión directa por parte de Patrimonio Nacional y su resignificación para convertirse en un lugar donde se expliquen los crímenes del franquismo con la nueva denominación de Valle de Cuelgamuros.

10. Se otorga la nacionalidad española a los hijos e hijas nacidos en el exterior de mujeres españolas que perdieron su nacionalidad por casarse con extranjeros y a aquellos a quienes les fue reconocida su nacionalidad de origen por la anterior ley de memoria de 2007, gracias a una iniciativa promovida por UP en el senado y que se acordó incluir en esta ley a iniciativa nuestra. Se reconoce el derecho a la nacionalidad de los descendientes de los brigadistas internacionales.

11. Tras el debate parlamentario, se incluye una medida para prestar Ayer lunes se aprobó en la Comisión Constitucional del Congreso el dictamen de la ponencia de la Ley de memoria Democrática. En la negociación previa se ha asegurado un voto favorable en el pleno que se celebrará el 14 de julio que será suficiente para su aprobación.

12. Se acordado crear un centro de memoria democrática que cuente con participación de los movimientos sociales y que sea un referente de los que ya existan o se pudieran crear. En este sentido seguiremos insistiendo en la importancia del que se ha propuesto en los terrenos de la antigua cárcel de Carabanchel.

Tenemos que reconocer la labor del movimiento memorialista, sin el cual los avances incluidos en esta ley no se hubieran hecho realidad. Tras su aprobación se iniciará un nuevo periodo de lucha para el que contaremos con un mejor marco normativo que requerirá reforzar el tejido social y la voluntad política a todos los niveles. Asimismo, es de justicia destacar el papel de desempeñado por la organización en el proceso que arrancó con nuestra proposición de ley y con militantes de IU como Esther López Barceló, Juan Moreno y Mauricio Valiente que la hicieron posible.

¡Salud y República!

Manifiesto de apoyo desde el mundo sindical a Por Andalucía

Subida continuada del Salario Mínimo Interprofesional, recuperación del derecho a seguir teniendo convenio colectivo aunque éste prescriba, recuperación de intervención de las organizaciones sindicales de clase en la concurrencia de convenios, eliminación del tope del 0,25% en la subida de las pensiones y subida de las más bajas, protección de los derechos de los trabajadores como consumidores aumentando el periodo de garantía rompiendo así la obsolescencia programada, reducción del desempleo y aumento de la contratación indefinida…

LAS PERSONAS SINDICALISTAS ABAJO FIRMANTES sabemos que solo los gobiernos de izquierda se preocupan de mejorar a la mayoría de un país, que no es otra que la clase trabajadora y por ello estamos convencidos y convencidas de que sólo con un gobierno andaluz de “POR ANDALUCÍA” la clase trabajadora andaluza y los autónomos van a ver mejorada su calidad de vida.

Con un desempleo de 758.457 personas en nuestra Comunidad Autónoma, un 19,4% según la EPA, las mujeres trabajadoras se llevan la peor parte con 7 puntos más que los hombres, es decir que las andaluzas estamos 6 puntos por encima de desempleo que la media del país. Un Sanidad Pública conscientemente degradada por el Gobierno Andaluz para potenciar los intereses en lo privado, un fracaso escolar de nuestros hijos ligado directamente a una falta de apuesta por la Educación Pública (aumento ratio alumnos, reducción de incentivos a la Universidad Pública, eliminación aulas…) y concentrándose 11 de los barrios más pobres de Europa y una ausencia absoluta de políticas que defiendan y potencien la Industria andaluza.

Todo ello son razones más que suficientes para apostar nítidamente por un giro a la izquierda del gobierno andaluz, más aún cuando la ultraderecha va a ser la muletilla de la derecha si estas opciones fueran mayoritarias en la urnas. Los y las sindicalistas sabemos lo que es luchar en los centros de trabajo para mejorar las condiciones laborales, sabemos salir a la calle para mejorar lo que llamamos el salario diferido (educación, sanidad, servicios sociales…), sabemos defender las pensiones de nuestros mayores y la igualdad entre hombre y mujeres y por eso ahora sabemos que para que las políticas tengan ese sentido hay que APOYAR A “POR ANDALUCÍA”.

(Para ver el larguísimo listado de sindicalistas que han firmado el Manifiesto, pulsa el enlace siguiente: https://porandalucia.org/wp-content/uploads/2022/06/Sindicalistas-Por-Andalucia.pdf).